#EfeméridesPrincipia

13 Febrero

ÉTIENNE-FRANÇOIS GEOFFROY: PRIMER INTENTO DE EXPLICACIÓN DE LA REACTIVIDAD QUÍMICA

Por Bernardo Herradón

El 13 de febrero de 1672 nacía Étienne-François Geoffroy (1672-1731). Fue un médico, boticario y químico francés, miembro activo de la Academia Real de Ciencias de París, en la que presentó los resultados de muchas de sus investigaciones. A través de sus viajes por Inglaterra, Italia y Holanda, adquirió un profundo conocimiento científico. Seguidor del universo mecanicista de Descartes, fue uno de los científicos franceses de la época más interesados en las ideas de Newton.

 

El 15 de abril de 1722 presentó en la Academia de Ciencias una memoria titulada Des supercheries concernant la pierre philosophale (MARS 1722 (1724), 62-70) en la que pone en cuestión aquella ‘sustancia’ buscada por los alquimistas durante siglos. Los resultados presentados se basaron en un análisis crítico de los experimentos realizados por los alquimistas que describieron la obtención de la piedra filosofal. Por esta publicación, algunos historiadores de la Ciencia consideran que Geoffrey fue el científico que ‘enterró a la Alquimia’; aunque otros otorgan ese mérito a Robert Boyle (1627-1691) y su publicación de El químico escéptico (1661). Es indudable que la época en la que vivieron estos dos científicos, coetáneos de Newton y un poco posteriores a Descartes y Galileo, marca el comienzo del fin de la Alquimia y el comienzo de la Química como ciencia moderna; aunque por desgracia, la Química aún tuvo que sufrir un oscuro periodo dominado por una práctica pseudocientífica, la teoría del flogisto.

Actualmente, Geoffrey es especialmente recordado por la elaboración de la primera tabla de afinidades químicas con la que intentaba explicarcómo una sustancia química se transformaba en otra. De esta tabla se puede deducir una de las razones por las que la (pre)química no avanzó lo suficientemente rápido hasta finales del siglo XVIII. Fue debido a la falta de un lenguaje inequívoco, basado en reglas de nomenclatura y formulación (¡aquello que tanto odian los estudiantes de Química!).