Pint of Science: para acercar la ciencia a todos

Portada móvil

Pint of Science se celebra por primera vez en España los días 18, 19 y 20 de mayo en 8 ciudades. En distintos bares y durante tres tardes consecutivas se podrá asistir a charlas sobre distintos temas, beber cervezas (optativo pero mejora el ambiente) y preguntar cualquier cosa que se nos ocurra.

TEXTO POR ANA RIBERA (MOLINOS)
TIEMPO MEDIO DE LECTURA: 5 minutos
ARTÍCULOS
DIVULGACIÓN
14 de Mayo de 2015

Un día de junio, caluroso y soleado, en un campo abierto en el suroeste de Francia, cerca de Lyon. Dos hermanos llegan al campo para lanzar al aire un gran globo de papel de nueve metros de alto y treinta y tres de perímetro, lleno de aire caliente que se recoge de unos braseros en los que se quema paja y lana húmeda. El globo, una vez liberado, asciende unos 1800 metros y permanece volando más de diez minutos. 

Visto desde el 2015, lo más sorprendente para nosotros, no es que el globo suba, ni siquiera que permanezca volando durante diez minutos solo con aire caliente. Lo que más nos sorprende es la multitud congregada para asistir a ese breve vuelo.

Esa tarde de junio ocurría en 1783, la época en la que Romanticismo y los grandes descubrimientos transformaron el mundo y la ciencia. Miles y miles de personas acudieron a ver a los hermanos Montgolfier experimentar con su globo.

Como espectadores del 2015 reflexionemos ¿cómo es posible que una multitud se congregara para asistir a una demostración científica? ¿A un experimento? ¿Cómo era posible que la gente se agolpara para ver un globo en una época  sin teléfono, sin radio, sin televisión, sin internet? 

Pues sencillamente porque la ciencia se percibía como algo maravilloso, sorprendente, importante, necesario y prodigioso. El público no sabía leer pero mantenía intacta su capacidad para asombrarse, su interés por saber qué era lo que esos extraños tipos estaban haciendo o intentaban hacer. Querían verlo aunque luego fueran a pensar que eran demoniacos, estúpidos o simplemente unos locos.

Doscientos años después la sociedad ha perdido (casi) completamente el interés por la ciencia. Hay muchísima gente que vive al margen de lo que se investiga, se intenta descubrir, se estudia en los laboratorios, los centros de investigación o las universidades. Sí, ahí hay gente con batas haciendo cosas pero ni les interesan, ni les provocan curiosidad, ni sienten que tienen que ver con ellos y lo que es peor, no creen que puedan asombrarse ni interesarse. Según la última encuesta de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) hay un 24% de ciudadanos que se declaran poco o nada interesados por la ciencia. Y de esos, un 39 % declara que no le interesa porque no despierta su interés y otro 35,9 % dice que no la entiende. 

Lamentémonos durante treinta segundos por esta situación y ahora, pasado ese medio minuto de autocompasión por la ciencia y los científicos, demos la bienvenida a una iniciativa que, compartiendo el objetivo primordial de Principia, ha sido ideada para acercar la ciencia a la sociedad a pie de calle.

¿Qué es lo que saca a la gente a la calle? Tomar una caña. Bien, pues vayamos allí a buscarlos, a los bares. Hagamos que la ciencia esté en el sitio a donde va la gente a relajarse, no la circunscribamos a laboratorios, salas de conferencias o grandes eventos. El bar de la esquina, unas mesas, unas cañas y gente hablando de su trabajo.

Eso es Pint of Science, una iniciativa que nació hace tres años cuando Michael Motskin y Praveen Paul, investigadores del Imperial College de Londres organizaron unas jornadas llamadas "Encuentros con los investigadores" en las que afectados de Parkinson y Alzheimer acudían a los laboratorios para ver exactamente qué es lo que se estaba haciendo en la investigación de sus enfermedades. Cuando comprobaron el interés de la gente decidieron que igual que ellos iban a los laboratorios para acercarse a la ciencia, la ciencia podía ir a buscar a la gente, si no a sus casas por lo menos a los bares.

Pint of Science es justamente eso: el encuentro de la ciencia y la sociedad en el campo de la sociedad, en su terreno. En un ambiente distendido, relajado, de igual a igual. El investigador voluntario acude al bar a contar en qué consiste su trabajo, qué está investigando, para qué puede servir o qué esperan lograr, encontrar, solucionar. 

Pint of Science no es una conferencia, ni una visita guiada. Es la respuesta a la pregunta ¿tú a qué te dedicas? contestada con una cerveza en la mano. 

Pint of Science permite levantar la mano después de un trago y preguntar cualquier cosa que se te ocurra. No es una clase, ni una charla TED. El investigador no va a salir por la puerta de atrás ni saldrá del escenario ovacionado (esto es optativo) para desaparecer. Se trata de establecer un diálogo, recuperar el interés por la ciencia al conocerla y a ser posible, volver a asombrarse.

Pint of Science se celebra por primera vez en España los días 18, 19 y 20 de mayo en ocho ciudades.  En esas mismas fechas y en otros ocho países de todo el mundo, en distintos bares y durante tres tardes consecutivas se podrá asistir a charlas sobre distintos temas, beber y preguntar.

¿Cuándo y dónde se celebra Pint of Science

Los días 18, 19 y 20 de mayo en  Madrid, Barcelona, Murcia, Zaragoza, Donostia, Pamplona, Valencia y Santiago de Compostela.

En todas esas ciudades y en distintos bares habrá charlas con científicos a los que escuchar, preguntar e incluso tocar para ver que son como todos nosotros y que algunos, incluso, están faltos de cariño y deseando que todos les prestemos la atención que se merecen. 

¡Nos vemos en Pint of Science

Deja tu comentario!