Mary Ward: ciencia e ilustración "amateur" en el siglo XIX

Portada móvil

Mary Ward fue una reconocida artista, naturalista, astrónoma y microscopista, y la primera mujer en escribir, ilustrar y publicar un libro sobre microscopía.

TEXTO POR QUIQUE ROYUELA
MUJERES DE CIENCIA | EFEMÉRIDES
ILUSTRACIÓN | MARY WARD | MICROSCOPIA | MUJERES DE CIENCIA
31 de Agosto de 2016

Mary King nació en 1827 en Ferbane, condado de Offaly (Irlanda). Adquirió el apellido Ward tras casarse con Henry Ward, quinto vizconde de Bangor. 

Mary Ward en el laboratorio
Mary Ward en el laboratorio

Pese a que no tuvo formación académica oficial en ciencias, Mary Ward recibió educación en su propia casa y tuvo la fortuna de crecer observando la construcción del telescopio reflector gigante del jardín del castillo de Birr, propiedad del marido de su tía, Earl, segundo Conde de Rosse. Su primo William, tercer Conde de Rose, con quien tenía una gran relación fue quién le proporcionó acceso al telescopio y a los científicos más eminentes de la época, lo que sin duda contribuyó a su pasión por las ciencias en una época que no estaba preparada para la curiosidad y el talento de las mujeres.

A pesar de que se convirtió en una reconocida artista, naturalista, astrónoma y microscopista, jamás recibió un reconocimiento formal, ni pudo obtener un título académico, ni se le permitió formar parte de las sociedades científicas de la época, como ocurría con las mujeres. No obstante, y a pesar de las reticencias y dificultades para encontrar un editor que aceptase manuscritos de mujeres, fue la primera mujer en escribir, ilustrar y publicar un libro de microscopía: Sketches with the microscope, publicado en Londres en 1857 y reeditado hasta en ocho ocasiones, donde le cambiaron el título por el de The Microscope or Descriptions os various objects of special interest and beauty. En la versión original firmó como The Hon. Mrs W. Escribió tres libros más, numerosos artículos científicos y, como no, cumplió con sus «deberes de esposa y madre».

The Microscope or Descriptions os various objects of special interest and beauty. Tercera edición (London: Groombridge and Sons, 1869) 
Sketches with the Miscroscope. Primera edición de la que solo se imprimieron 250 copias. Fuente: The Saleroom.
Sketches with the Miscroscope. Primera edición de la que solo se imprimieron 250 copias. Fuente: The Saleroom.
The Microscope or Descriptions os various objects of special interest and beauty. Tercera edición (London: Groombridge and Sons, 1869)
Portada de la reedición de 1869. Fuente: MIT Libraries
Portada de la reedición de 1869. Fuente: MIT Libraries
Ilustraciones del interior de la obra de Mary Ward. Fuente: MIT Libraries
Ilustraciones del interior de la obra de Mary Ward. Fuente: MIT Libraries
Ilustraciones del interior de la obra de Mary Ward. Fuente: MIT Libraries
Ilustraciones del interior de la obra de Mary Ward. Fuente: MIT Libraries

 

Además de perspicaz y hábil con el microscopio, resultó ser una artista cualificada que ilustraba sus propios libros y observaciones —como ya hemos visto—, así como las observaciones de los demás, como las del físico, matemático, astrónomo e inventor escocés, David Brewster, entre otros. Parte de sus dibujos originales de los microscopios de Newton y lord Rosse, así como algunas de sus ilustraciones animales se pueden visitar en la Royal Society de Edinburgo o en el British Museum. 

Sin embargo, la muerte le sobrevino el 31 de agosto de 1869, a los 42 años, cuando iba con sus primos en uno de los primeros vehículos con motor, construido por su tío lord Rosse, y en una sacudida de la máquina, Mary salió despedida y fue atropellada por el propio vehículo, muriendo al instante. 

Fue una mujer inusual, otra de esas mujeres adelantadas a su tiempo, que tuvo la mala suerte de morir demasiado joven y que, pese a sus éxitos en una época más que complicada para las mujeres, muchos solo sabrán recordarla por ser considerada la primera víctima de un accidente de automóvil. Todavía tenemos mucho trabajo por delante.

Deja tu comentario!