#EfeméridesPrincipia

16 Septiembre

Esteban Terradas i Illa, ingeniería y matemáticas universales

Por Quique Royuela

El 15 de septiembre de 1883 nacía el ingeniero y matemático español Esteban Terradas i Illa.

Esteban Terradas i Illa - Principia
Esteban Terradas i Illa

Aplicó sus conocimientos matemáticos a diferentes campos de la física y aeronáutica, telecomunicaciones e, incluso, en la industria del ferrocarril. Todo un todoterreno matemático.

Fue un estudiante excepcional que ingresó en la facultad con tan solo 15 años. Estudió en Berlín, Barcelona y Madrid. Obtuvo dos licenciaturas en ingeniería y se doctoró en matemáticas y en física. Comenzó como profesor de análisis matemático y posteriormente se pasó a la física matemática en la Universidad Central de Barcelona, donde desarrolló su labor docente y pedagógica dando clases de acústica, óptica, magnetismo o electricidad.
Fue el primer profesor de ecuaciones diferenciales en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Madrid, pero una de las disciplinas que más dominaba, dentro de la física, fue la mecánica, impartiendo sus clases sobre esta materia tanto en la Universidad de Zaragoza, así como en la Universidades de Buenos Aires y La Plata, en Argentina o en la Universidad de Montevideo (Uruguay). 

Esteban Terradas con Gregorio Marañón (izquierda) y José María Permán (centro)
Esteban Terradas con Gregorio Marañón (izquierda) y José María Permán (centro)

Era el matemático español más internacional de la época, además de un gran orador, y en su labor como coordinador de un seminario de matemática física, y cautivado por la mecánica cuántica y la relatividad, invitó a algunas de las figuras más relevantes de su campo: Jacques Hadamard, Hermann Weyl, Arnold Sommerfeld, Tullio Levi-Civita o el mismísimo Albert Einstein, a quién consiguió fichar para su seminario durante su visita a España en 1923 y con quien dicen mantuvo una buena amistad.

Einstein en la Universidad Industrial de Barcelona - Principia
Albert Einstein en la Universidad Industrial de Barcelona
Einstein en la Facultad de Ciencias en la Universidad de Madrid - Principia
Einstein en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Madrid. De izquierda a derecha: (sentados) Miguel Vegas, José Rodríguez Carracido, Albert Einstein, Luis Octavio de Toledo y Blas Cabrera; (de pie) Edmundo Lozano Rey, José María Plans, José Madrid Moreno, Eduardo Lozano Ponce de León, Ignacio González Martí, Julio Palacios, Ángel del Campo y Honorato Castro
Einstein en Madrid con el rey Alfonso XIII - Madrid
Einstein en Madrid. Lo localizaréis al lado del rey Alfonso XIII y porque es el único que está despierto

También formó parte de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, de la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona, fue miembro honorario de la Real Academia de Medicina de Barcelona, la Asociación de Ingenieros de Argentina o de la de Perú, fundador de la Sección de Ciencias del Instituto de Estudios Catalanes y director del Instituto de Electricidad y Mecánica Aplicada, entre otros cargos que mantuvo.

Formó parte de la Real Academia de la Lengua Española ocupando la Letra N, llenando el espacio dejado —físico e intelectual— por Leonardo Torres-Quevedo, tal y como demostró con su discurso: « Neologismos, arcaísmos y sinónimos en plática de ingenieros».

Fue el elegido Director Técnico de la Comunidad de ferrocarriles de Cataluña en 1923 y durante su dirección se proyecta la construcción del Ferrocarril Metropolitano Transversal de Barcelona. Unos años antes de ser elegido director, se le encomienda la construcción de la red secundaria de ferrocarril en Cataluña, proyecto que jamás pudo concluir al instaurarse la dictadura del capitán general Miguel Primo de Rivera y Orbaneja.

También trabajó como consultor para empresas como Endesa, la Compañía Telefónica Nacional de España, el Instituto Nacional de Industria o el CSIC.
En 1942 se crea el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) del que fue presidente y donde desarrolló una colaboración profesional muy interesante con el ingeniero y físico Theodore Kármán de Szöllöskislak, quien llevó a cabo importantes contribuciones en el campo de la aeronáutica y la astronáutica, en particular en el campo de la aerodinámica y la caracterización de los flujos de aire supesónicos e hipersónicos. En la actualidad, el INTA lleva el nombre de Esteban Terradas en su honor. 

Los intereses de Esteban Terradas por las artes y humanidades quedaron patentes durante toda su vida y su trayectoria científica. Fue un gran amante de la fotografía, tanto en su vida personal como para ilustrar sus trabajos científicos, participó como enciclopedista, siendo autor de varios artículos sobre mecánica celeste, la Luna o la relatividad de la Enciclopedia Espasa y ocupó con solvencia el sillón N de la Real Academia de la Lengua Española.