#EfeméridesPrincipia

21 Septiembre

Mario Bunge y el realismo científico

Por Quique Royuela

El 21 de septiembre de 1919, nacía el físico teórico y filósofo argentino Mario Augusto Bunge, por lo que hoy cumple 97 años.

Mario Bunge - Principia
Mario Bunge

Este intelectual bonaerense se licenció y doctoró en matemáticas y física en la Universidad Nacional de La Plata, donde —además— impartió clases de física teórica y filosofía. Posteriormente, se trasladó a la Universidad de Buenos Aires, para terminar dando clases hasta su jubilación de lógica y metafísica en la Universidad McGill en Montreal (Canadá).

Es un autor muy prolífico, riguroso y reconocido por su profunda caracterización de la ciencia, algo que él considera demasiado complejo como para identificarlo con un único rasgo y que, por tanto, debería tratarse como un campo cognitivo cuyo objetivo es la obtención y difusión del conocimiento.

Autor de casi un centenar de libros y otros cientos de artículos sobre semántica, ontología, epistemología, filosofía de la ciencia o ética científica, en 1982 fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades por obras como La ciencia, su método y su filosofía, en la que analiza desde un punto de vista de la filosofía aplicada las bases del método científico. Siempre trató de aplicar con rigor el método científico a través de las matemáticas y del conocimiento, creando su propia visión del realismo científico, el realismo científico bungeano, caracterizado por la aplicación práctica del pensamiento filosófico de la ciencia. Este tipo de pensamiento le ha llevado a estudiar desde su perspectiva cuestiones como la naturaleza de la energía o del espacio y el tiempo.

También es un autor considerado polémico para algunos al considerar que la interpretación de Copenhague sobre la mecánica cuántica es científica y filosóficamente insostenible o que la Teoría de cuerdas es sospechosa de ser una pseudociencia o algo más parecido a la ciencia ficción que a la ciencia. Aunque también ha reconocido que puede ser, simplemente, ciencia fallida

Pero ha demostrado su superioridad intelectual al plantear que la biología, en tanto que los seres vivos son entidades con propiedades emergentes propias, no puede ser reducida al mero estudio de la física y la química. Con esto estamos totalmente de acuerdo en Principia, y es que los biólogos somos seres superiores y la química y la física no son más que meras subdisciplinas de la ciencia verdadera: la biología (con esto voy a comprobar si algunos de los que dicen leer los artículos lo hacen realmente). 

Autodeclarado liberal de izquierdas y socialdemócrata, es popularmente reconocido por mostrar su rechazo público contra las pseudociencias como la homeopatía, la medicina holística o la naturopatía, aunque también incluye al psicoanálisis y la microeconomía neoclásica dentro de este grupo.

En definitiva, Mario Bunge es un intelectual que ha explorado las relaciones entre ciencia y humanidades, encontrando los elementos que las unen y exponiendo las aplicaciones de ambas.