El robaletras

Portada móvil

Cuando Andrés cumplió dos años y medio, decidió convertirse en ladrón de letras, concretamente, de vocales. Andrés, tan cabezota y travieso, se metió a robaletras. Y cada día escondía una vocal distinta.

TEXTO POR ANA BERMEJILLO
ILUSTRADO POR PABLO MANUEL MORAL ROBLES
PRINCIPIA KIDS
16 de Noviembre de 2016

Tiempo medio de lectura (minutos)

Amaba, sobre todo, la inicial de su nombre, la A. Los lunes no había una A que se le resistiera. ¿Conocéis vosotros la letra A? ¿La A de las ARAÑAS y las AMAPOLAS?

A Andrés le apasionaba... De modo que si el lunes visitaba un PAÍS. En un segundo lo convertía en PIS.

Los martes, Andrés se enamoraba de la letra E. No podía evitarlo. 

¿Conocéis la E de los ERIZOS y los ESQUIMALES?

Los martes Andrés se cruzaba con una señora FEA. Y, en un abrir y cerrar de ojos, dejaba de serlo, solo ponía la boca rara porque cantaba la nota FA.

El miércoles, imaginaba un mundo sin la letra I. ¿Qué me decís de la I de las iguanas y los interruptores?

Cuando los niños del parque se negaban en redondo a compartir su pala MÍA, MÍA, o su pelota MÍA, MÍA, o su excavadora para revolver el arenero, MÍA, MÍA, MÍA, MÍA... se acercaba Andrés y se hacían más generosos. Nada de MÍA, MÍA... solo llamaban a mamá para que también jugase con ellos.

Andrés olisqueaba la letra O durante todo el jueves, para esconderla. 

¿Os acordáis de la O de los ORNITORRINCOS y los ORANGUTANES?

Los jueves, Andrés no podía comer POLOS, ni estar SOLO, los pájaros no hacía PÍO PÍO sino PIPÍ y este OSO, y ese OSO y aquel OSO se quedaban callados, casi invisibles... SSS 

Y después llegaba el viernes, cuando se ufanaba en robar letras U. Sí, la U de los UNICORNIOS y las UVAS.

El viernes Andrés desbarataba a los BÚHOS y los DÚOS (aunque los DÚOS seguían siendo DOS).

Los fines de semana eran distintos, Andrés descansaba. No robaba vocales ni los sábados ni los domingos. Esos días, el aguerrido Andrés cosquilleaba con sus ocurrencias. Y, entonces, dejaba en paz al ABUELITO y podían hacer sus excursiones noctámbulas los MURCIÉLAGOS, florecían las ORQUÍDEAS y volaban los ULTRALIGEROS.

Hasta que llegaba el lunes y empezaba de nuevo. Pero no abronquéis a Andrés. ¡Solo está jugando!

Deja tu comentario!