Las huellas del compact disc

Portada móvil

Hace 35 años, después de un desarrollo conjunto por parte de las empresas Sony y Philips, se presenta el disco compacto, más conocido popularmente como CD por sus siglas en inglés. Aunque surge como evolución de los menos conocidos Laser Disc, tienen su germen en una patente de 1970 concedida a favor de James Russell, que había conseguido almacenar información digital en una hoja de film transparente. 

TEXTO POR JAVIER DÍAZ-ROMERAL
ARTÍCULOS
ALMACENAMIENTO | DIGITAL | TECNOLOGÍA
3 de Marzo de 2017

Los CD son capaces de almacenar información digital de forma óptica, ya que se hace incidir un láser en su superficie y se captura el reflejo mediante un fotoreceptor. El laser recorre una espiral donde encontrará unos huecos que modificarán la intensidad con la que el láser vuelve al fotoreceptor, así este interpreta como un 1 los saltos, ya sea de arriba hacia abajo o al revés, y como un 0 las partes que podríamos considerar llanas. Las unidades lectoras de CD hacen girar el disco mientras el cabezal lector recoge la información de la pista, que tiene la misma intensidad de información en todos los tramos. Puesto que la velocidad con la que se captura la información es constante, la velocidad de giro será variable para compensar la lectura de los tramos según su posición física en el disco. Aquellos tramos que se encuentren en el borde exterior tendrán que leerse más rápido ya que la distancia a recorrer es mayor.

Compact disc

Un CD tiene un diámetro de 12 cm, medida que Sony eligió de manera nada arbitraria: un CD debía poder llevarse sin ningún problema en una camisa y esta parece que era —al menos en ese momento— el ancho estándar de los bolsillos de camisa. Philips, por su parte, decidió cuál sería el diámetro del agujero interior: 15 mm, medida que surgió en las diferentes reuniones de trabajo, especialmente entre comidas al ver el cambio, ya que este es justo el diámetro de la moneda de 10 centavos de florín.

Seguro que hoy conoces muchos más usos, pero los CD llegaron al gran público como sustituto a gran escala de los discos de vinilo —que no han sido desbancados del todo y todavía conservan su sitio entre coleccionistas, nostálgicos y aquellos que disfrutamos con las emociones que provoca la música más allá de la perfección del sonido — de la mano del director de orquesta Herbert Von Karajan, que apostó por este nuevo formato en el Festival de Salzburgo de 1981. En años sucesivos, la industria fue apostando por el formato hasta convertirse en el estándar para la distribución en la industria musical después de su popularización gracias a grandes grupos como Abba o Dire Straits.

Disco de vinilo

Su entrada en el mundo de la informática en 1984 permitía almacenar inicialmente 650Mb, lo que superaba con creces el tamaño de los discos duros de la época, pero con la salvedad de que en la mayoría de los casos eran dispositivos de solo lectura (Read Only Memory en inglés, seguro que te suena eso de CD-ROM), puesto que las unidades grabadoras no se abarataron hasta pasadas casi un par de décadas. Como ya vimos en Floppy disk, los discos compactos llegaron a reemplazar a los discos flexibles mucho más limitados en espacio y menos adaptados a las necesidades crecientes que tenía —y tiene— una industria como la informática. 

Hoy en día, el uso de los discos compactos sigue vigente, aunque su uso está en declive. A pesar de que hemos pasado de los CD a los DVD o Blu-Ray, que tienen el mismo formato físico pero utilizan tecnologías diferentes que permiten almacenar mucha más información, y de que las tecnologías de grabación están al alcance del gran público, el abaratamiento en los discos duros junto con el uso de tecnologías en la nube hacen que ya no sean tan necesarios como antes.

Quizás dentro de poco recordaremos cómo teníamos que limpiar las huellas de los CD cuando no se leían correctamente igual que recordamos la relación entre una cinta de cassette y un bolígrafo Bic.

Para saber más

The history of the CD - The ‘black giants’ - Philips
Compact disc hits 25th birthday - BBC

Deja tu comentario!