El primer dominio

Portada móvil

En los artículos sobre tecnología e internet ya es un clásico decir que cada día estamos más conectados a los diferentes servicios que utilizamos diariamente a través de todos los dispositivos electrónicos que tenemos a nuestro alcance.

TEXTO POR JAVIER DÍAZ-ROMERAL
ARTÍCULOS | EFEMÉRIDES
INTERNET
15 de Marzo de 2017

En la cada vez menos breve historia de Internet —el ritmo de crecimiento e hitos que existen es increíble— hoy día 15 de marzo se cumple uno relevante: hace 32 años que se asignó el primer nombre de dominio. Este fue symbolics.com y originariamente pertenecía a la empresa Symbolics Computer Corporation, empresa americana que se dedicó al desarrollo de software y computadoras orientadas al uso del lenguaje de programación LISP.

Actualmente sigue activo, aunque en 2009 un grupo de inversores lo compró a su propietario original y lo conservan como parte viva de la historia de Internet, siendo symbolics.com el primer dominio registrado y el más antiguo.

Quizás cual fuera el primer dominio registrado después de todo este tiempo no es especialmente relevante más que como una parte de la historia de Internet, pero lo que sí es más que relevante es que la tecnología utilizada marcó el comienzo de una nueva época y de la manera que tenemos de interactuar con los recursos en Internet, ya que precisamente lo que hacen es identificar mediante una cadena de texto más o menos sencilla —cada uno registra el nombre como quiere— un recurso en la red al que podemos acceder por cualquiera de nuestros dispositivos.

También es posible que después del auge de los buscadores que tenemos disponibles y las aplicaciones que usamos diariamente tengamos menos necesidad de utilizar estos nombres de dominio, pero cuando tenemos que acceder a alguno de ellos directamente seguro que es más fácil recordar un nombre textual que una cadena de números. Por ejemplo, prueba a acceder a  la página de Google utilizando google.es o poniendo la dirección IP: 216.58.204.99 en el navegador. El resultado es el mismo, pero es mucho más fácil recordar el primero.

Además, todos los buscadores y aplicaciones hacen uso de los nombres de dominio cada vez que los utilizamos. Básicamente, antes de acceder a un recurso en internet por su nombre, debemos consultar cual es la dirección IP donde obtendremos el servicio. Esto se realiza por medio de los servidores DNS —Domain Name Server—, que seguro has oído hablar de ellos mil veces y que se encargan de decirnos cual es la dirección IP con la que debemos comunicarnos para acceder al servicio deseado. Esta dirección IP —la cadena de números con la que has accedido anteriormente a Google— no tiene que ser necesariamente siempre la misma: puedes acceder a los recursos independientemente de que sea una máquina u otra la que te proporcione el servicio. 

Prueba de la importancia de los nombres de dominio es que solo hoy se han registrado más de 134 000 nombres y en estos 32 años de historia que tienen se llevan registrados más de 320 millones, de los cuales más de 126 millones son .com. Y es que los dominios de primer nivel genéricos más clásicos son los .com, .net y .org, de los cuales seguro que conoces algunos. Más tarde se añadieron dominios para localizar los recursos por país. En el caso de España nos identificamos con el .es. Recientemente, han aparecido dominios más orientados a las actividades y negocios, como .design (diseño) o .tech (tecnología) entre otros muchos. A nivel internacional, la entidad encargada de gestionar los nombres de dominio es la ICANN, organización sin ánimo de lucro que se encuentra en Estados Unidos. En el caso de los dominios .es, la gestión la realiza la entidad dominios.es.

Pero la importancia de los nombres de dominio no está solo en este volumen —según VeriSign se registran al año entre 25 y 30 millones de nombres—, si no que son la parte fundamental de la presencia en Internet para todos los usuarios que quieren tener su hueco en este mundo digital. ¿Te imaginas que para acceder a Google no lo pudieras hacer desde google.es?

Además, como activos digitales, es habitual la compra-venta de dominios, y es que si llegas a tiempo a comprar el dominio adecuado puede ser algo muy lucrativo. Prueba de ello puede ser la venta del dominio LasVegas.com, vendido por 90 millones de dólares a pagar entre 2005 y 2040, o insurance.com (seguros) por 35,6 millones de dólares en 2010.

Y como no puede ser de otra forma, la picaresca encuentra su hueco en este sector: es habitual registrar nombres de productos de compañías que todavía no están en el mercado y tratar de vendérselos después. Algo así le pasó a Apple que tuvo que hacerse con el dominio iphone5.com incluso antes de que existiera un producto con ese nombre. 

También hay casos curiosos, como el de Mike Rowe, canadiense que en 2004 cuando era un adolescente registró MikeRoweSoft.com. Hasta aquí todo normal, pero si lo pronuncias entonando un poco en inglés te darás cuenta de que suena muy parecido a Microsoft. Esto no pasó desapercibido para los de Redmond y solicitaron al joven Mike que les cediera el nombre por los 10 dólares que le había costado el registro. Ante un tira y afloja que le proporcionó un minuto de gloria al canadiense y una dudosa victoria a Microsoft, Mike se fue a casa con un par de cursos y una Xbox.

Y para terminar… ¿por qué principia.io? Cuando nos planteamos con qué nombre saltaríamos a la palestra decidimos que sería un homenaje a los Principia de Newton, pero también suponía un nuevo comienzo para todos nosotros. Cuando buscamos los dominios disponibles, nos encantó el .io y el juego que hacía con Principia y el principio de la nueva aventura en la que estábamos a punto de embarcarnos.

Para saber más 

ICANN
Dominios.es
Symbolics.com
Most Expensive Domain Name
The World´s longest domain name
Mike Rowe Soft settles for an Xbox - CNET

 

Deja tu comentario!