El ilustrador de muros de ciencia ficción, Deih

Portada móvil

Deih es un artista valenciano de street art que comenzó hace más de veinte años haciendo firmas con sus amigos con los que patinaba. Desde entonces sus obras se han podido ver en museos y galerías, como el Muvim (Valencia), el Museu del Centre del Carme (Valencia), UNAM (México DF), Crewest Gallery (Los Angeles) o The Fridge (Washington DC). Ha participado en numerosos festivales e iniciativas artísticas como Poliniza, Mislatas, Partidet, Jidar Toiles de Rue, Urban Nation Berlin, North West Walls, La Mancha Colors… Hoy en día, además de pintar piezas de gran formato por todo el mundo y mostrar sus obras en exposiciones, se dedica a la animación, a los cómics y a la edición de vídeo.

TEXTO POR SILVIA MIELGO GALLEGO
ARTÍCULOS | CIENCIA, ARTE Y DISEÑO
ARTE URBANO
20 de Abril de 2017

Tiempo medio de lectura (minutos)

Para él el arte es esa comunicación que se produce de una extraña forma donde no llega el lenguaje, un rasgar la realidad y conectar intuitivamente con lo real de la existencia. Con sus intervenciones artísticas pretende disfrutar, vivir de lo que hace y desarrollarse como persona. Cree que si consigue hacer reflexionar con sus obras es un extra añadido, un síntoma positivo de su capacidad comunicativa. Por ello, casi siempre sus piezas parten de sus propias dudas e inquietudes y le ayudan a comprenderse mejor a sí mismo.

Cualquier cosa que le hace pensar o sentir le sirve como objeto para crear, siempre lleva todos los proyectos a la vez y en su proceso creativo deja mucho espacio a la intuición y la improvisación. Se siente muy cómodo en los circuitos artísticos en los que tiene libertad creativa y en algunos proyectos comisariados, condicionados por premisas temáticas o de formato, disfruta de esos condicionantes como un motor para devanarse los sesos y conseguir hacer algo diferente. 

Sin duda, su trabajo bebe de la ciencia ficción y el cómic. Cuando miras sus obras es muy fácil que te vengan a la mente los mundos del agente espaciotemporal Valerian o las creaciones del esencial historietista Moebius o el francés Enki Bilal. También son reconocibles en sus murales e ilustraciones las influencias de la estética japonesa de Koji Morimoto, el estilo de Frederik Peeters o los mundos plasmados por el artista taiwanés James Jean.

Además Deih se inspira en el hip-hop. De hecho, hace unos años, formó parte de un grupo, llamado Stalker. Para él la música es una vía de escape muy potente que le ayuda a equilibrarse.

Posee un estilo inconfundible y se puede apreciar que la ciencia es materia prima de su obra. En sus piezas se ven un montón de motivos astronómicos (astronautas, cosmos infinitos, naves espaciales…), pero también microorganismos como bacterias, virus o cadenas parecidas a las del ADN.

Considera que la ciencia es un modo de explicar la vida, el mundo en el que nos movemos y una forma de crear el mundo en el que viviremos. Cree que la base de la ciencia es la creatividad y que también lo es en el arte y por ello son dos cosas que le interesan tanto. Para él es fascinante ver cómo cambia el mundo gracias a los avances científicos y le interesan las disciplinas científicas, simplemente a modo de disfrute vital. Actualmente, le atraen mucho la cosmología, la física de partículas y la neurobiología.

En su opinión, uno de los mayores logros científicos del mundo moderno es el descubrimiento de las cuatro fuerzas que dominan el universo, ya que además de explicar mejor el mundo en que vivimos nos ayuda a comprender que todo funciona de forma diferente a distintas escalas y a pesar de todo ¡funciona! Al muralista le importa comprender procesos como la sinapsis de la recuperación de un recuerdo o el principio de indeterminación y le fascina la magia de la existencia.

¡Un claro ejemplo de que el arte y la ciencia están sustancialmente imbricados!

 

*Puedes ver estas y muchas más de las obras de Deih en su página de Facebook

Deja tu comentario!