Descubriendo fronteras en el núcleo de la Tierra

Portada móvil

Por todos es sabido que la Tierra está formada por diferentes capas: corteza, manto y núcleo. Y que, a su vez, el núcleo está dividido en dos. Entre todas estas partes existen las denominadas «discontinuidades», las fronteras físicas de las mencionadas capas. Cada una de ellas toma el nombre —o más bien el apellido— de quién las descubrió. Es momento de que conozcamos la historia de Inge Lehmann y su discontinuidad.

TEXTO POR RAQUEL MARTÍNEZ CANTÓ
ILUSTRADO POR VALERIA SCALONI
MUJERES DE CIENCIA | EFEMÉRIDES
GEOLOGÍA
13 de Mayo de 2017

Tiempo medio de lectura (minutos)

Cuando Inge Lehmann nació en Copenhague en 1888 tal día como hoy —un 13 de mayo— no se imaginaba que su nombre sería recordado por todas las generaciones de geólogos posteriores.

Fotografía de Inge Lehmann en 1932.
Fotografía de Inge Lehmann en 1932.

Ya en la escuela, la directora, Hanna Adler (tía de Niels Bohr, uno de los químicos más influyentes del siglo XX que explicó la estructura del átomo), fue una influencia importantísima para el desarrollo de Inge como científica. En este centro, los chicos y las chicas estudiaban las mismas materias y temarios, algo que era novedoso.Su delicada salud no le impidió ir a la universidad, donde estudió matemáticas y sismología, esta última debido a sus prácticas como asistente geodésica de Niels Erik Norlund, matemático danés. Durante este tiempo, aprendió que la estructura interna de la Tierra puede conocerse a través de los datos sismológicos. Gracias a estas prácticas, Inge estudió las redes sísmicas de Dinamarca y Groenlandia, lo que le valió en 1928 ser nombrada primera jefa del departamento de sismología del Real Instituto Geodésico danés, creado hacía muy poco tiempo por Norlund, un cargo que mantuvo durante veinticinco años. 

En 1936, Inge Lehmann publicó los resultados de sus estudios sobre el núcleo de la Tierra en un documento llamado P. Ella captó e interpretó el movimiento de las ondas sísmicas primarias P al atravesar el núcleo terrestre. Estas ondas pueden viajar a través de cualquier tipo de material, variando su velocidad, y provocan que el suelo se comprima y se dilate alternativamente. Lehmann descubrió que las ondas P se aceleraban de forma relativamente brusca al pasar de la parte exterior del núcleo terrestre a la parte más interna del mismo. Este fenómeno se podía interpretar como una prueba de que el núcleo interno, al contrario que la parte que lo contiene, es sólido. Además, sus investigaciones concluyeron que estas dos capas del núcleo no se mueven juntas, sino que llevan diferentes velocidades. Es justamente esa frontera entre el núcleo interno y el externo la que hoy se conoce como discontinuidad de Lehmann.

Estos estudios supusieron un nuevo punto de partida para la concepción de la estructura de la Tierra, principalmente, porque la división del núcleo y su movimiento diferencial sirvieron de base para explicar la formación del campo magnético terrestre.

Imagen del comportamiento de las ondas sísmicas a través del interior de la Tierra, publicada por Inge Lehmann en 1936
Imagen del comportamiento de las ondas sísmicas a través del interior de la Tierra, publicada por Inge Lehmann en 1936. Fuente: Vox.

Inge Lehmann recibió muchos premios por la importancia de sus investigaciones. Quizás la más destacable, por ser Inge la primera mujer en obtener este galardón, fue la medalla William Bowie que le entregó la Unión Geofísica Americana en 1971. Esta medalla se otorga por «contribuciones destacadas a la geofísica fundamental y por la cooperación desinteresada en la investigación». Además, Dinamarca la obsequió con la Medalla de Oro de la Real Sociedad de Ciencias y Letras unos años antes, en 1965.

Cabe destacar que desde 1997 existe la Medalla Inge Lehmann, otorgada por la Unión Geofísica Americana, para reconocer «contribuciones sobresalientes a la comprensión de la estructura, composición y dinámica del manto y núcleo de la Tierra». Esta medalla no se da todos los años sino cuando hay alguien a quien reconocer realmente su contribución. Por desgracia, entre los doce galardonados hasta el momento solo hay una mujer.

Inge falleció el 21 de febrero de 1993, en Copenhague. Siguiendo la estela que nos dejó Inge podemos afirmar que nunca es demasiado tarde en la historia de la ciencia para hacer un descubrimiento que cambie nuestra forma de verla.

Más información

—Fernández, M.D.; Uskola, A.; Nuño Angós, T. (2006). Mujeres en la historia de la geología (II): El siglo XIX y la primera mitad del siglo XX. Enseñanza de las Ciencias de la Tierra, 14.3, 222-230.
—Bolt, B. (1997). Inge Lehmann. Biographical Memoirs of Fellows of the Royal Society 43, 285-301
—Joseph Stromberg (2015). How Inge Lehmann used earthquakes to discover the Earth’s inner core, Vox.

Deja tu comentario!