Fernando Gomollón-Bel

Estudió Química en Zaragoza y París y, tras varios años viviendo una experiencia conocida como "tesis" (la de Amenábar no, aunque también da miedito), ahora ya casi es doctor en Química Orgánica. Cuando está en el laboratorio lucha contra unos malvados hongos patógenos. Fuera, divulga la Ciencia a diestro y siniestro: blogs, revistas, periódicos, charlas, radio... A veces incluso organiza festivales científicos en bares. Desde que le invitaron a escribir en Principia ya no necesita ir a terapia, plasma todas sus locuras en forma de artículos sobre animales espía. Si saca algún rato libre, Fernando escucha música, lee, viaja y ve Doctor Who. No necesariamente en ese orden.

Volver a colaboradores