Lilli Hornig, una exiliada en Los Álamos

Portada móvil

Día 6 de agosto de 1945. Una bomba nuclear de uranio cae sobre la ciudad japonesa de Hiroshima. Al cabo de tres días, el 9 de agosto, se lanza otra bomba nuclear, esta vez de plutonio, sobre la ciudad de Nagasaki. La investigación que había conseguido desarrollar las primeras bombas nucleares era conocida como Proyecto Manhattan, y marcó un antes y un después en el mundo de la física nuclear. Lilli Hornig fue una de las pocas mujeres que participó en el proyecto y también uno de los pocos miembros aún vivos. 

TEXTO POR ANNA MOLINET
MUJERES DE CIENCIA
CIENCIA DE ACOGIDA | MUJERES DE CIENCIA | QUÍMICA
17 de Junio de 2017

Tiempo medio de lectura (minutos)

En un pequeño pueblo de la actual república checa, muy lejos de Japón, nacía el 21 de marzo de 1921, Lilli Schwenk (más conocida por su apellido de casada, Lilli Hornig). Hija de un químico y de una enfermera, desde pequeña mostró interés por la ciencia, haciendo visitas al laboratorio de su padre y usando el material de laboratorio para jugar con sus muñecas. Sus padres tenían claro que estudiaría medicina o química, y finalmente se decantó por la química, ya que como ella misma declaró en una entrevista realizada en 2013: «por aquel entonces era bastante aprensiva».

Debido al trabajo de su padre, cuando Lilli tenía ocho años la familia entera se mudó a Berlín, pero no tardaron en necesitar otro traslado, ya que en 1933 Hitler llegó al poder. Las amenazas antisemitas del nuevo régimen pronto alcanzaron al padre de Lili, que pasó una temporada escondido en casas de amigos hasta que logró un pasaje para los Estados Unidos. Lilli y su madre tuvieron que esperar siete meses hasta que pudieron seguir su camino y empezar (por segunda vez) una nueva vida, en este caso en MontClair, Nueva Jersey.

Puedes leer el resto de esta entrada en Ciencia de Acogida siguiendo este enlace.

Deja tu comentario!