Las ecuaciones de Olga Ladýzhenskaya

Portada móvil

Olga Aleksándrovna Ladýshenskaya nació un 7 de marzo de 1922 en Kologriv (Unión Soviética). Esta matemática rusa fue una pionera gracias a sus aportaciones en las ecuaciones diferenciales parciales.

TEXTO POR QUIQUE ROYUELA
MUJERES DE CIENCIA | EFEMÉRIDES
MATEMÁTICAS | MUJER | MUJERES DE CIENCIA
7 de Marzo de 2018

Tiempo medio de lectura (minutos)

Olga Aleksándrovna Ladýshenskaya nació un 7 de marzo de 1922 en Kologriv (Unión Soviética).

Esta matemática rusa, pionera gracias a sus aportaciones en las ecuaciones diferenciales parciales, no tuvo una infancia convencional. Cuando tenía tan solo 15 años, su padre, Aleksandr Ivánovich Ladýzhenski —profesor de matemáticas—, fue arrestado (probablemente víctima de las purgas de Stalin hacia quienes estaban en contra del régimen) por el Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos (más conocido por las siglas NKVD, del ruso Naródny Komissariat Vnútrennij Del) y condenado a muerte.

Olga Aleksándrovna Ladýshenskaya. Créditos: Konrad Jacobs, Erlangen, Copyright is MFO - Mathematisches Forschungsinstitut 

El hecho de ser la hija de un «enemigo del pueblo» no le abrió demasiadas puertas. De hecho, fue motivo suficiente para que esta joven, que había demostrado tener unas más que notables habilidades académicas, no pudiese acceder a la Universidad de Leningrado. Esto marcó parcialmente su trayectoria, ya que la empujó hacia la docencia, iniciando sus estudios en la Escuela Normal de Leningrado y con ello su formación como profesora. Así, de 1941 a 1943 dio clases de matemáticas en el mismo colegio de Kologriv donde antes lo había hecho su padre.

No obstante, su pasión por las matemáticas le instó a intentar ingresar de nuevo en la universidad, y en 1943 lo consiguió. Comenzó a estudiar matemáticas en la Universidad de Moscú, donde se graduó cuatro años más tarde y finalizó su tesis doctoral en 1951. Sin embargo, por motivos políticos no fue hasta 1953 —tras la muerte de Stalin— que pudo defenderla y obtener su título de doctora. Tan solo un año después entró a formar parte de la Universidad de Leningrado como profesora de matemáticas en el Instituto de Física de esta universidad.

Su interés por el estudio de las ecuaciones diferenciales parciales (especialmente a la resolución del décimonoveno problema de Hilbert) probablemente se debió a la influencia de su profesor, Ivan Petrovsky, un matemático que contribuyó con grandes aportaciones en la resolución del décimosexto y décimonoveno problema de Hilberts, entre otros muchos aportes.

Olga Ladýzhenskaya no solo trabajó en el campo de las ecuaciones diferenciales parciales y la dinámica de fluidos sino que aportó las primeras demostraciones de la solución de las ecuaciones de Navier-Stokes, así como para las de Euler, mediante un método de diferencias finitas.

En 1961, para entonces ya era considerada una de las grandes matemáticas rusas, fue nombrada directora del Laboratorio de Física Matemática en el Instituto Steklov de Leningrado, al que pertenecía desde 1954 como investigadora.

De 1990 a 1998 (etapa durante la que participó en la Conferencia Noether) fue la presidenta de la Sociedad Matemática de San Petersburgo. Se retiró de la investigación y la docencia en el año 2000 y recibió un gran número de reconocimientos a su trabajo como la membresía en la Academia Americana de las Artes y las ciencias en 2001 o la Medalla Lomonósov y su nombramiento como doctor honoris causa de la Universidad de Bonn en 2002.

Deja tu comentario!