María Zambrano Alarcón: la voz de la filosofía poética

Portada móvil

En el campo la filosofía española del siglo XX, emerge la figura de María Zambrano Alarcón como una luz brillante que ilumina el camino del pensamiento humano con su singularidad y profundidad. Nacida el 22 de abril de 1904 en Vélez-Málaga, España, Zambrano se destacó no solo por su agudeza intelectual, sino también por su sensibilidad poética y su compromiso con la búsqueda de la verdad a través del arte y la reflexión filosófica.

TEXTO POR QUIQUE ROYUELA
ILUSTRADO POR ARES ZANOAGA
ARTÍCULOS | MUJERES DE CIENCIA | EFEMÉRIDES
FILOSOFÍA | POESÍA
22 de Abril de 2024

Tiempo medio de lectura (minutos)

Desde una edad temprana, Zambrano (Vélez-Málaga, Málaga, 22 de abril de 1904-Madrid, 6 de febrero de 1991) demostró un talento excepcional para la escritura y la reflexión filosófica. Su formación académica en la Universidad Central de Madrid la llevó a entrar en contacto con algunas de las mentes más brillantes de su generación, incluidos los filósofos José Ortega y Gasset y Manuel García Morente, quienes ejercieron una profunda influencia en su pensamiento.

La obra filosófica de Zambrano se caracteriza por una fusión única de razón y emoción, donde la poesía y la filosofía se entrelazan para explorar las profundidades del ser humano y su relación con el mundo. Su enfoque poético de la filosofía se centra en el individuo y su experiencia interior, buscando comprender la realidad a través de la contemplación y la intuición más que mediante el análisis abstracto.

María Zambrano. CRÉDITOS: Carlos Miralles

La palabra de la poesía temblará siempre sobre el silencio y solo la órbita de un ritmo podrá sostenerla. 
María Zambrano 

Uno de los conceptos fundamentales en la filosofía de Zambrano es el de «razón poética», que ella define como la capacidad del ser humano para comprender la realidad de una manera intuitiva y simbólica, más allá de los límites de la razón pura. Para Zambrano, la poesía es la expresión más elevada de la verdad, ya que permite al individuo acceder a dimensiones de la realidad que escapan al lenguaje racional.

En sus ensayos y escritos filosóficos, Zambrano aborda una amplia gama de temas, desde la naturaleza del tiempo y el espacio hasta la relación entre el arte y la filosofía. Su obra más conocida, «Filosofía y Poesía» (1939), explora la intersección entre la filosofía y la poesía como formas complementarias de conocimiento que buscan dar sentido al mundo y a la experiencia humana.

Además de su labor como filósofa, Zambrano también se destacó como ensayista y crítica literaria. Su profundo conocimiento de la literatura española e internacional le permitió ofrecer análisis perspicaces sobre la obra de autores como Miguel de Unamuno, Federico García Lorca y Antonio Machado, entre otros.

El exilio político durante la Guerra Civil Española y la dictadura franquista marcó un período difícil en la vida de Zambrano, quien se vio obligada a abandonar su país y vivir en el exilio en diferentes lugares de Europa y América Latina. Sin embargo, lejos de silenciar su voz, este período de exilio solo sirvió para fortalecer su compromiso con la libertad y la defensa de los valores humanos fundamentales.

Tras el fin de la dictadura franquista en 1975, Zambrano regresó a España y continuó su labor intelectual con renovado vigor. En 1981, fue galardonada con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, en reconocimiento a su contribución excepcional al pensamiento filosófico y cultural de España y del mundo. En 1988 le fue otorgado el Premio Cervantes, que no pudo recoger en persona por su deteriorado estado de salud, siendo la primera mujer que recibía este galardón.

El legado de María Zambrano Alarcón como una de las figuras más destacadas de la filosofía española del siglo XX perdura hasta nuestros días. Su voz poética y su profunda reflexión filosófica continúan inspirando a generaciones de pensadores y artistas, recordándonos la importancia de explorar la verdad a través del arte, la poesía y la contemplación. En un mundo cada vez más dominado por la tecnología y la racionalidad instrumental, la filosofía de Zambrano nos invita a redescubrir la dimensión poética de nuestra existencia y a buscar la verdad en la belleza y la profundidad de la experiencia humana.

Principia Magazine en portadas

 

Deja tu comentario!